Volkswagen y Renault han sido siempre marcas rivales. Ahora China y el coche eléctrico les empujan a aliarse

0
145

·         Renault y Volkswagen han empezado sus conversaciones para compartir plataforma en su coche eléctrico más barato

·         Ambas compañías hace tiempo que hablan de que los fabricantes deben unir fuerzas para plantar cara a China

  • El coche eléctrico barato es la meca. Y el coche eléctrico chino el gran rival. Los fabricantes europeos miran recelosos la llegada de nuevos modelos desde Asia que pueden complicar mucho su presencia en las gamas medias y bajas. Y especialmente en esas últimas. Un contexto que obliga a Occidente a llegar a acuerdos para frenar la ofensiva china. Acuerdos que ahora protagonizan Renault y Volkswagen.
  • La meca. El gran objetivo. El coche que puede inclinar la balanza hacia uno u otro lado. Ese es el coche eléctrico barato. Con Europa decidida a apostar por esta tecnología para el futuro, la nueva gama baja se considera clave para entender cómo será el reparto del mercado en los próximos años.
  • Esto ha hecho que China se lance a por el nuevo mercado. Un mercado que se le ha puesto en bandeja de plata. Encontrar uncoche eléctrico realmente barato es poco menos que una quimera si se quiere, además, contar con autonomía suficientepara poder realizar algunas escapadas de fin de semana.
  • Las puertas abiertas. Con esta decisión, China ha visto las puertas abiertas de Europa. El país lleva años apostando por el coche eléctrico, lo que ahora les permite dominar la cadena de suministro. Este dominio les permite producir mucho más barato y, además, el Gobierno ha apostado por apoyar a empresas que están dando pérdidas.
  • Todo ello les deja en una posición de clara ventaja. Europa también ha obligado a elevar los estándares de seguridad, por lo que los coches que llegan son competitivos en precio y también en este apartado, antaño diferencial. Aunque su ofensiva apunta a todo tipo de segmentos, es en el coche eléctrico barato donde más tiene China que ganar, pues es un mercado donde los europeos no existen en estos momentos.
  • Un nuevo suelo. Las enormes inversiones para producir nuevos coches eléctricos, el precio de las materias primas y la reconversión a una nueva tecnología está impidiendo que los europeos sean competitivos. Especialmente en las gamas más bajas, donde fabricantes como Volkswagen o Renault ven realmente complicado competir.
  • Todo ello apunta a que, con el coche eléctrico, se aproxima un nuevo suelo. La gama de entrada, que serán coches urbanos de autonomía exigua para lanzarse a la carretera, apunta a fijarse en los 20.000 euros. Renault ya lo tiene claro y se ha lanzado a la piscina con su nuevo Twingo.
  • Buscando soluciones. Para rentabilizar al máximo la inversión, Renault está buscando socios que le ayuden a cumplir las promesas y vender su Twingo a este precio. En mente tiene posicionarlo por debajo del Renault R5 eléctrico, cuyo precio de salida debería ser de 25.000 euros. Escalar el producto y no acercarlo demasiado en precio a este último será clave para poder venderlo con buenos números.
  • Y para esto último y presionar en el mercado, una alianza para compartir gastos puede ser clave. Las fricciones entre Nissan y Renault en los últimos meses han sido más que sonadas. Pese a ello, los japoneses han terminado por invertir dinero en Ampere, la compañía para coches eléctricos de los franceses.
  • Pero, con todo, Renault seguiría buscando socios. En un primer momento se rumoreó la participación de Geely, con quienes tienen una estrecha relación tras montar juntos Horse, dedicada a vehículos de combustión. Sin embargo, el conglomerado chino desestimó esta idea. Y ahora es Volkswagen la que podría estar interesada.
  • Un mismo objetivo. Renault y Volkswagen se encuentran en una situación similar. Ambos quieren entrar en el juego del coche eléctrico asequible pero ambos están buscando el modo de ahorrar costes y conseguir la máxima rentabilidad. Por eso toma fuerza la información que adelantaba el medio alemánHandelsblatt y de la que también se hace eco Automotive News Europe.
  • En los últimos meses, las noticias que conciernen al ahorro de costes que tiene en marcha el Grupo Volkswagen se han ido multiplicando. Por el camino, Volkswagen ha buscado soluciones en China para dar salida a modelos que se han ido retrasando, han avisado de importantes recortes y su CEO ha llegado a asegurar que el conglomerado automovilístico tiene «el tejado en llamas» y necesitan ahorrar 10.000 millones de euros en tres años.
  • No es nuevo. Aunque las conversaciones están en una fase temprana, no sorprende que Volkswagen apueste por esta fórmula. De hecho, la compañía ya tiene un importante acuerdo con Ford para lanzar nuevos modelos completamente eléctricos y ya hace tiempo que está abierta a que terceros utilicen sus plataformas, con el objetivo de ahorrar costes.
  • La filtración sobre las conversaciones coincide cuando sabemos que Volkswagen está intentando ofrecer un coche eléctrico y barato en China, cediendo independencia a la compañía con la que allí cuentan. Hasta ahora siempre se han mostrado reacios a producir un vehículo eléctrico ellos solos si no consiguen unmínimo margen de beneficio pero compartir el desarrollo abriría una puerta que, de momento, parece cerrada al corto plazo.
  • Además, en las últimas declaraciones de su CEO, Thomas Schäfer, se apuntaba a la llegada de un coche eléctrico más barato «en 2026 o 2027», exactamente los mismos plazos con los que trabaja Renault para el lanzamiento de su nuevo Twingo.
  • Un mercado diferencial. La gama de entrada para el coche eléctrico se presenta como diferencial. Si los eléctricos chinos ganan cuota de mercado en este mercado, la fotografía actual de la industria puede cambiar por completo. El coche asequible y práctico del que tanto ha presumido Europa tiene sus días contados.
  • Además, esta gama se presenta como el siguiente empujón en las ventas del coche eléctrico. Con el mercado enfriándose, las gamas más altas empiezan a comprobar que sus clientes potenciales ya tienen el vehículo que esperaban. El siguiente punto de inflexión es disparar la compra entre los vehículos de menor coste. Ahí puede estar gran parte del futuro de los actuales (y nuevos) fabricantes de automóviles.

 Fuente: xataka.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here