Samsung Galaxy Unpacked: lo mejor de la gran presentación del año de Samsung

0
263

En la sección de Tecnología de Consumo de Ganbara Eva Rodríguez (Xataka) nos habla de los Samsung.

El 26 de julio es un día vacacional para muchos y para otros, un día señalado en el calendario por ser el más importante del año. Hablamos de Samsung y sus fans, que hoy han renovado la gama alta de sus teléfonos móviles, sus tablets y relojes. No perdáis de vista las novedades porque van a marcar tendencia este año y son firmes candidatos si os toca cambiar de móvil o buscáis un regalo para un ser querido en los próximos meses.

Desde hace un par de años la firma coreana destina su puesta de largo veraniega a los teléfonos plegables, concretamente dos modelos: el galaxy Fold 5 y Galaxy Flip 5, o lo que es lo mismo, un plegable que se abre y se cierra como un libro y el segundo, que se abre y se cierra como una concha.

Samsung Galaxy Fold 5

Empezamos con su modelo más ambicioso, el Fold 5. El nuevo Samsung Galaxy Z Fold5 es el plegable más completo de la compañía y la consolidación de la gama con el diseño más fino y ligero de la historia de los Fold.

Como sus predecesores, tenemos lo último en componentes como una variante propia del potente Snapdragon 8 Gen 2, una cámara triple de hasta 50 megapíxeles y una excelente pantalla interior Dynamic AMOLED que este año ha incrementado un 30% su brillo.

No se puede decir que este Z Fold5 tenga un diseño muy distinto a las generaciones anteriores, pero cuando lo abrimos tenemos un dispositivo mucho más delgado. Esto es gracias a la inclusión de la nueva bisagra Flex con una estructura de doble carril que difumina los impactos externos y donde Samsung explica que les ha permitido diseñar un producto más sólido y equilibrado.

Para este año se incorpora un nuevo S Pen Fold Edition, también más fino (4,35 mm) y compacto en línea con el salto en este apartado a nivel general.

Bajo el capó, lo mejor de lo mejor del mercado: Snapdragon 8 Gen 2, 12 GB de memoria RAM y configuraciones de almacenamiento que van desde los 256 GB hasta 1 TB. Para la batería repetimos con 4.400 mAh, misma cantidad que años anteriores pese a la reducción de peso y grosor. Tenemos carga de 25W con adaptador que se vende por separado, carga inalámbrica y carga reversible WPC Qi.

Para que nos entendamos, tenemos un móvil que desplegado tiene una pantalla de casi 25 cm de diagonal (7,6 pulgadas) y de gran calidad, el mejor hardware del mercado y un lápiz óptico, por lo que en la práctica, prácticamente es como tener una potente tablet.

Pero más allá de la propia calidad del panel, el Z Fold tradicionalmente ha destacado por un software que permite aprovechar estas características. En esta versión se ha mejorado la experiencia de escritura con el S Pen Fold; se ofrece una nueva barra de tareas mejorada con accesos rápidos. Según explica Samsung, ahora se pueden tener a mano hasta cuatro aplicaciones recientes y tenemos una nueva función de arrastrar y soltar con las dos manos.

El nuevo Samsung Galaxy Z Fold5 estará disponible en color azul, negro y crema. Desde hoy está disponible para reservar y llegará al público a partir del 11 de agosto. ¿Precio de partida? 1909 euros, una barbaridad destinada a personas amantes de la tecnología que quieran lo último de lo último, metan mucha caña a su teléfono y lo usen para trabajar.

Está claro que no es un teléfono para todo el mundo, pero si que trata de seguir democratizando este formato diferente.

Samsung Galaxy Z Flip 5

Y si el anterior es la bestia de Samsung, este es probablemente el plegable llamado a ser el más vendido del próximo año. ¿Los motivos? Una relación calidad precio más interesante para el usuario medio y el formato. Y es que aunque hay quien le gustará tener un teléfono con tamaño de teléfono que se desdobla para tener casi una tablet, otras muchas personas preferimos un teléfono que ocupa la mitad cuando no lo usamos y que al desplegarse, tiene el tamaño estándar. O lo que es lo mismo, que te cabe en cualquier bolsillo.

Aunque plegado ocupa la mitad, en esa posición destaca por tener una pantalla secundaria que crece  hasta las 3,4 pulgadas y aunque su resolución 720 x 748 no es de las más altas en el segmento, sirve para invocar widgets, recibir notificaciones y poder interactuar de una forma más profunda con el teléfono, ya que  por fin puede ejecutar aplicaciones completas.

En el momento de lanzamiento, hay acuerdos con Google Maps, Mensajes de Google, Mensajes de Samsung, Netflix, WhatsApp y YouTube. No son demasiadas aplicaciones, pero sí algunas de las más importantes en la actualidad. Podemos usarlas al completo desde el panel secundario, para minimizar las aperturas del teléfono.

Salvando el panel secundario, el diseño del teléfono es bastante similar a lo que vimos el año pasado. Ha habido importantes cambios en la bisagra: ahora promete ser mucho más resistente.

A nivel interno, el gran cambio es el nuevo Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2, el mejor procesador del gigante americano hasta el momento. La memoria base también aumenta, siendo ahora de 8 + 256 GB. Se repite con la pequeña batería de 3.700mAh y la carga de 25W. Para mí el punto flaco está en la cámara, y es que a nivel fotográfico no ha habido demasiados cambios, ya que es un teléfono que se mantiene con tan solo dos cámaras: la principal de 12 megapíxeles y un ultra gran angular de 12 megapíxeles, un tanto rácano teniendo en cuenta que es un gama alta y su precio.

Porque el nuevo Samsung Galaxy Z Flip5 tiene un precio base que parte de los 1.209 euros, pero como siempre que hablamos de un teléfono Android, os invito a esperar un par de meses para disfrutar de atractivos descuentos.

Samsung Galaxy Watch 6 y Watch 6 Classic

Si me preguntas a mí por el producto más interesante de la presentación de Samsung, te diría sin lugar a dudas los relojes. Todo lo demás es bueno, pero sus smartwatch son de lo mejor del mercado, especialmente si os esperáis unas semanas a las primeras ofertas.

Los relojes de Samsung ya tenían buen diseño y prácticamente lo han mantenido, aunque con alguna novedad importante, un gran cambio como es que la pantalla es ahora un 20% más grande, algo que permite que entre otras cosas podamos mostrar más texto y el teclado en pantalla se pueda usar de forma más accesible.

Esa pantalla es además más brillante y de mayor resolución: es capaz de alcanzar los 2.000 nits de brillo, y la función de ajuste del brillo de la tecnología de pantalla siempre encendida. El bisel del Galaxy Watch6 es un 30% más fino, lo que permite mantener un diseño compacto a pesar de que la pantalla haya aumentado de tamaño.

Las correas se renuevan también para adoptar un mecanismo que permite ajustarlas con un solo clic. El nuevo diseño de pantalla más grande hace que también contemos con baterías algo más grandes, y gracias al nuevo procesador, algo más eficiente y hasta un 18% más potente, podremos disfrutar de una autonomía destacable que según el fabricante es de hsata 40 horas.

Los relojes inteligentes son los mejores dispositivos para la salud y estos Watch 6 han subido la apuesta. Para empezar, el análisis en profundidad de los factores de puntuación de sueño —tiempo total de sueño, ciclo de sueño, tiempo despierto y recuperación física y mental— permite a los usuarios comprender mejor la calidad de su sueño.

En el ámbito del fitness contamos con el análisis de la Composición Corporal, que entre otras cosas permite monitorizar la tasa metabólica basal, el agua corporal y el porcentaje de grasa corporal, ideal para quienes buscan estar más en forma.

Hay además una nueva función de tasa de frecuencia cardíaca personalizada que analiza las capacidades físicas individuale sy define cinco niveles óptimos de intensidad de carrera para ayudar a los usuarios a establecer sus propios objetivos en función de su capacidad. 

Las alertas son otro de los elementos que se refuerzan. Además de la monitorización de la presión arterial y el electrocardiograma contamos con una alerta de ritmo cardíaco para evitar sustos. Además tiene seguimiento menstrual y detección de caídas.

En cuanto a los precios, los smartwatch siguen siendo un caramelito, especialmente si los comparamos con la competencia de los Apple Watch. Así, están disponibles desde 319 euros.

 Samsung Galaxy Tab S9, Galaxy Tab S9+ y Galaxy Tab S9 Ultra

s

Terminamos con tres pepinos de tablets para quienes necesiten máxima ligereza pero potencia y una pantalla magnífica para ver contenido. Eso sí, ya os adelanto que cuestan bastante más que un portátil al uso.

 Las Samsung Galaxy Tab S9 mantienen las líneas de diseño vistas en la generación anterior, en tanto que tenemos una trasera sencilla, con una sola cámara y el hueco en el que descansará el S-Pen, incluido en la caja.

Algo a destacar y que es nuevo es que son las primeras tablets de la compañía en incorporar resistencia IP68, un añadido interesante de cara a usarlas en exteriores, y más ahora en verano. Además son tables grandes que van desde las 11 pulgadas a 14,6 pulgadas, pero bastante estrechas y ligeras, ya que como máximo pesan medio kilo.

Tener un mayor tamaño se traduce en dos cosas: más pantalla y más batería. No obstante, hay un punto a tener en cuenta, y es que ahora los modelos Tab S9 y S9+ montan paneles Dynamic AMOLED 2X a 120 Hz. Y por rematar el apartado multimedia, cabe destacar que los altavoces AKG cuádruples ahora son un 20% más grandes y compatibles con Dolby Atmos.

Bajo el capó encontramos 8, 12 o hasta 16GB de memoria RAM y hasta 1TB de almacenamiento ampliable con tarjetas microSD, así como un procesador Snapdragon 8 Gen 2 for Galaxy. 

También hay diferencias en la cámara. La Galaxy Tab S9 tiene una sola cámara trasera de 13 megapíxeles, mientras que la Plus y la Ultra montan un sensor de 13 megapíxeles y otro de ocho. Sin embargo, mientras que estas las dos primeras tienen una cámara delantera de 12 megapíxeles, la Tab S9 Ultra monta una doble cámara delantera de 12+12 megapíxeles,

El sistema operativo tiene algunas funciones enfocadas a aprovechar el formato, como Multi Window (tres apps a la vez), Vista Emergente (para poner las apps en ventanas), el modo Dex para tablets y la Segunda Pantalla, que permite convertir la tablet en un monitor externo.

Y terminamos con los precios, que de base son de 899 euros, 1.119 euros y 1.1339 euros, un tanto elevados si me preguntas a mi, porque aunque sean potentes y tengan una pantalla capaz de rivalizar con un ordenador, al final hay programas que no puedes usar en una tablet y para mí, eso es un lastre. Así que no perdáis de vista los modelos de la generación anterior, porque por algo menos de dinero sí que creo que son bastante interesantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here