La realidad virtual se abre un hueco en España. Las experiencias inmersivas son la clave

0
32

Las apuestas cada vez más inmersivas y sociales se han ido convirtiendo en una idea excelente para disfrutar de este tipo de cuestiones

La realidad virtual está creciendo en España según el negocio del entretenimiento de estas características se va diversificando y ampliando su oferta en nuestro país. Lo que otrora fuera un sector que se quedaba en lo anecdótico ha pasado a duplicar sus ingresos en 2023 hasta los 102 millones de euros y convirtiéndose cada vez más en una apuesta a tener en cuenta y perfilándose con un volumen de crecimiento del 51% para el año 2024 y todavía mayor en 2025, cuando se cree que alcanzarán los 232 millones de euros. De hecho, es algo de lo que cada vez son más conscientes las marcas, lanzando juegos VR incluso para Android, o Netflix apuntándose a lanzar aplicaciones nativas para las gafas de VR.

Tecnología

Es cierto que las consolas, como PlayStation con su propio casco de realidad virtual y, sobre todo el PC, son los puntos que acaparan con mayor empuje el ascenso de esta creciente industria del entretenimiento, llegando a acaparar el 78% del mercado. Pero hay apuestas igual de interesantes que conjugan el factor social con las VR llevándonos a poder disfrutar de un movimiento mucho más amplio. Es aquí donde entran las experiencias de realidad virtual de libre movimiento, en las cuáles podremos participar con otros amigos en experiencias en salas diseñadas para poder jugar sin problemas.

La realidad virtual de libre movimiento, una apuesta interesante y segura

Las experiencias de realidad virtual de libre movimiento son una forma de conjugar las nuevas tecnologías con los planes más sociales. Así, nos encontramos con una evolución lógica de las Escape Roomtan de moda en los últimos años. Con hasta ocho jugadores en una sala adaptada para que no te puedas hacer daño, los usuarios podrán jugar y colaborar entre sí para conseguir triunfar en las misiones más peligrosas o desentrañando los acertijos más complicados.

En España, este tipo de apuestas están proliferando a niveles notables e incluso supera a países como Italia o Francia en su gran apuesta por las VR. Estas experiencias se han ido desarrollando en distintos ámbitos para convertirse en algo accesible para todos y ha conseguido facturar más de dos millones de euros al año.Destaca Zero Latency, empresa que tiene ya disponible 7 experiencias de VR y que ha ido aumentando todavía más su perfil.

De hecho, las experiencias van a seguir aumentando con la creación de proyectos muy interesantes de VR para empresas como Ubisoft con su título para VR de Far Cry y Games Workshop, empresa conocida por tener un juego de mesa pero que ha ido diversificando sus experiencias con el paso de los años y que va a lanzar Warhammer VR recientemente.

Madrid y Barcelona son las ciudades en las que más demanda de VR hay en el mercado, pero Bilbao, Málaga, Valencia y Zaragoza también tienen centros de Zero Latency para disfrutar de la VR con libertad de movimientos. Los usuarios gastan una media de 30 euros por experiencia y el público es mayoritariamente masculino de entre los 25 y los 45 años. Así, se convierte en una apuesta muy interesante para un buen plan de afterwork o para asistir con tu grupo de amigos para una celebración de un cumpleaños o algún evento interesante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here