Más allá de la IA: Nuevas tecnologías que la banca debe usar hoy

0
46



En un mundo cada vez más
digitalizado e hipercompetitivo, la banca se enfrenta al desafío de adaptarse
constantemente para mejorar la eficiencia y la personalización de sus
servicios. Con la creciente demanda de experiencias más ágiles, seguras y “a
medida” (personalizadas), la industria financiera está explorando diferentes
enfoques para satisfacer las expectativas de sus clientes.



Ninguna institución quiere quedarse atrás de esta carrera, y la
innovación es una de las principales estrategias por las que están apostando
para ganarla. Así lo indica un informe reciente de Forrester que
reveló que un
77% de los ejecutivos bancarios afirma que sus organizaciones aumentarán el
gasto en tecnologías emergentes este año
.



La
Inteligencia Artificial es la tecnología de moda en estos días, con un 85%
de ejecutivos de la banca asegurando que tienen una estrategia clara para
adoptarla en el desarrollo de nuevos productos y servicios. Sin embargo, hay
otras tecnologías emergentes que tienen un gran potencial para transformar la
industria como la conocemos hoy en día, y tener un impacto directo en factores
determinantes como mejorar la velocidad de atención y la personalización de la
oferta. A continuación te presentamos las cuatro nuevas tecnologías más
relevantes para la banca, más allá de la Inteligencia Artificial.  



EL METAVERSO 



Aquí
estamos hablando de un concepto que parece sacado de una película de ciencia
ficción pero ya es una realidad. McKinsey define al Metaverso como un
universo virtual compuesto por mundos virtuales interconectados, redes sociales
y economías virtuales. Es una experiencia totalmente inmersiva que permite a
los usuarios interactuar entre sí y con objetos virtuales en tiempo real, y se
extiende más allá de la realidad virtual y la aumentada para incluir
tecnologías como blockchain, Inteligencia Artificial y redes 5G.  



Recién se está experimentando en cómo los bancos pueden
aprovechar el Metaverso para innovar en la oferta de productos y
servicios, pero poco a poco se va consiguiendo una idea clara de su potencial
.



Una de sus utilidades más destacadas es la mejora de la relación
con los clientes, ya que puede transformar las experiencias digitales
,
haciendo que sean más personalizadas e inmersivas. Por ejemplo, mediante esta
tecnología emergente, los usuarios pueden crear avatares y entornos virtuales
que reflejen sus preferencias personales. Los proveedores de servicios
financieros pueden utilizar esos insights para adaptar las experiencias a las
necesidades individuales de su público. Así, por ejemplo, podrían presentar
información financiera de manera visualmente atractiva y fácil de entender, o
proporcionar recomendaciones de inversión personalizadas en función de los
objetivos y el perfil de riesgo de cada usuario. 



Además,
puede permitirle a las organizaciones del sector generar oportunidades y
estrategias para llegar a un público más jóven. Las nuevas
generaciones son digitalmente activas, pasan una gran parte de su tiempo
conectadas online, y se sienten más atraídas por productos y servicios innovadores
como las criptomonedas o la realidad virtual que por otros más convencionales.



En América Latina ya se están realizando experiencias inmersivas
en el Metaverso. El Banco do Brasil, por ejemplo, anunció en 2022 el
lanzamiento de BraBlox, la primera
experiencia del banco en el metaverso del juego Roblox, uno de los más
populares del segmento en la actualidad. Orientado a un público joven, BraBlox
guía a los jugadores a través de un mapa lleno de rompecabezas que proporcionan
orientación sobre inteligencia financiera, ayudando a resolver problemas reales
de economía y planificación.



LA WEB 3.0



La Web 3.0 es una evolución de la web actual que busca
proporcionar una web más inteligente y semántica
, donde las
máquinas puedan comprender y utilizar la información de manera más efectiva,
ofreciendo servicios y contenido más relevantes y personalizados. Asimismo,
esta tecnología se basa en blockchains públicos con el fin de apostar por una
democratización y descentralización de la red. 



En
cuanto al impacto de la Web 3.0 en la industria bancaria, se espera ver
avances significativos a corto plazo, principalmente, porque esta tecnología
emergente permite una mayor interoperabilidad de datos. Gracias a esto, los
bancos tienen la posibilidad de acceder y compartir información de manera más fluida
y segura, para facilitar la integración de sistemas y la colaboración entre
diferentes proveedores de servicios financieros, lo que deriva en una mayor
eficiencia operativa.



Pensando en los beneficios que puede tener para los clientes hay
dos que son destacables. Uno de ellos es una mejoría en la usabilidad, puesto
que como la Web
3.0 utiliza interfaces más amigables y personalizadas, puede facilitar
operaciones tales como la realización de transacciones y consulta de
información financiera, entre otras, haciéndolas más fluidas e intuitivas
. Junto
a ello se suma una mejora en la seguridad, puesto que incorpora
tecnologías avanzadas, como la encriptación de datos y la autenticación de
múltiples factores, que ayudan a proteger más sólidamente los datos y las
transacciones.



Poco
a poco los bancos están adoptando los beneficios de la Web 3.0. El Banco
Santander, por ejemplo, ha lanzado el primer bono que utiliza tecnología
blockchain de principio a fin, es decir, que se mantendrá en la blockchain
durante toda su vida útil, desde su creación hasta su vencimiento. Este bono de
20 millones de dólares ha sido emitido de forma más rápida, eficiente y
sencilla gracias al uso de esta nueva tecnología.



PLATAFORMAS DE DESARROLLO LOW-CODE Y NO-CODE



Las
plataformas No-Code (sin código) y Low-Code (poco código) ofrecen a
los usuarios la capacidad de crear aplicaciones aunque no tengan conocimientos
técnicos o de programación extensos. Si bien inicialmente el enfoque del
Low-Code era agilizar el trabajo de los ingenieros cualificados, el No-Code
evolucionó para permitir que cualquier persona programe.



Además del desarrollo de aplicaciones, este tipo de plataformas
también se pueden utilizar para automatizar procesos empresariales, como el
análisis de datos, la gestión de documentos y el CRM, entre otros, de forma más
simple que la que se utilizaba hasta hace poco tiempo como única
alternativa. 



El potencial que tienen para los bancos es muy alto. Las
plataformas Low-Code y No-Code, por ejemplo, pueden acelerar el proceso de
desarrollo de aplicaciones y servicios. Eso es así ya que proporcionan
componentes predefinidos, interfaces visuales y herramientas de arrastrar y
soltar, que permiten
crear soluciones más rápidamente
. De esta forma, es
posible lanzar
nuevos productos o servicios de manera más ágil y eficiente
 y,
asimismo, involucrando en el proceso a profesionales que no provengan del área
de IT necesariamente. Estos perfiles añaden valor desde diferentes ángulos, ya
que permiten hacer frente a la escasez de talento de IT, pueden
representar un ahorro de costes y aportan otra perspectiva, dependiendo de su
formación y área de trabajo.



Las
plataformas Low-Code y No-Code están siendo cada vez más utilizadas en la
industria de servicios financieros. CredAbility, por ejemplo, ha
utilizado la plataforma low-code OutSystems para crear una aplicación web y móvil
que ayuda a los clientes a acceder un 33% más rápido a información financiera
relevante para sus necesidades específicas.



COMPUTACIÓN CUÁNTICA



La computación cuántica es un campo emergente de la
tecnología que utiliza principios de la física cuántica para procesar y
manipular información de una manera completamente diferente a la computación
clásica
. A diferencia de los bits tradicionales, que pueden estar en
estado 0 o 1, los qubits cuánticos pueden estar en superposición, representando
múltiples estados simultáneamente. Esto permite que los algoritmos cuánticos
realicen cálculos mucho más rápido en ciertos casos específicos.



Aún en etapa temprana de desarrollo, se espera que deje huella
de forma significativa en diversas áreas de la industria financiera. Por un
lado, tiene el potencial
de fortalecer la seguridad de los sistemas y datos bancarios
.
Mientras que, por otro, la
capacidad de procesamiento masivo que ofrece la computación cuántica permite a
las instituciones financieras analizar de forma eficiente y precisa grandes
volúmenes de información
, lo cual brinda la oportunidad de
ofrecer servicios ultra adaptados y personalizados según las necesidades y
preferencias individuales de cada cliente. 


Es
de destacar que al utilizar la capacidad de procesamiento masivo y los
algoritmos cuánticos, las instituciones podrán desarrollar soluciones más
sofisticadas, como modelos de predicción de riesgos más precisos, sistemas de
detección de fraude más avanzados y servicios de gestión financiera
personalizada, que impactarán directamente en la eficiencia de la operativa
diaria. 


En cuanto a bancos que ya están utilizando la computación
cuántica, uno de los pioneros está siendo J.P. Morgan
.
La institución está investigando cómo servirse de la computación cuántica para
solucionar desafíos como la fijación de precios de las opciones, la detección
de fraudes, el modelado de riesgos y otras operaciones financieras.

LA CLAVE PARA EL CRECIMIENTO SOSTENIBLE EN EL
TIEMPO



Está claro que hay un nuevo panorama de disrupción por delante
que va mucho más allá de la Inteligencia Artificial y las instituciones
financieras se enfrentan al desafío de priorizar su uso para lograr un
crecimiento sostenible y no quedarse atrás frente a la competencia ni a las
expectativas y necesidades de los clientes. A medida que las tecnologías emergentes
redefinen el significado de la innovación, es crucial evaluar continuamente el
panorama y determinar cuáles tienen el mayor potencial de acuerdo a los
objetivos de cada institución
.


IA ADAPTACIÓN ES LA PRÓXIMA FRONTERA A
CONQUISTAR


Como hemos visto, las
tecnologías emergentes abren grandes y emocionantes oportunidades para la
industria bancaria
. No obstante, es necesario pensar bien
en la estrategia de adopción para implementarlas de forma rentable, inteligente
y con la perspectiva adecuada. 



Por ejemplo, en
los últimos años los bancos y las empresas de todo el mundo han gastado
billones de dólares en iniciativas de innovación bajo el concepto de la
Transformación Digital
. Algunos han tenido éxito, muchos han
fracasado, y muchos siguen invirtiendo sin claridad sobre sus objetivos de
Transformación Digital. Sin embargo, por más productivos que puedan parecer los
esfuerzos de modernización, y por seductoras que sean sus promesas, el concepto de Transformación
Digital lleva dos suposiciones erróneas
. La primera es que sólo
se trata de adoptar nuevas tecnologías. La segunda es que hay un estado final,
un antes y un después.



La
realidad de hoy en día nos entrega otra constante verdad: que el ritmo del
cambio nunca disminuirá. Las arenas movedizas de las dinámicas del mercado, los
competidores y las expectativas de los clientes sólo se moverán más rápido, y
la necesidad de transformación nunca tendrá un fin.



Ante estas evidencias, los líderes más innovadores ahora
entienden que la Transformación Digital no es suficiente para prosperar. Al
contrario, la clave radica en aprender cómo adaptarse de forma continua:
cómo responder de forma ágil, inventiva y eficaz a un ritmo del cambio cada vez
más veloz y que nunca se detiene
.



Ser adaptativo exige comprender la verdadera naturaleza de la
adaptación y sus implicaciones para la industria financiera, tanto a nivel organizacional
como personal. Un excelente primer paso es descargar el exclusivo e-book “El Fin de la Transformación
Digital y el Comienzo de la Era de la Adaptación Infinita”, escrito por Chris
Colbert
, Former Managing Director de Harvard Innovation
Labs y Chairman of the Board de Fintech Americas.



 



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here