Todo esto se hace para compartir con otras plataformas como TikTok.

Los vídeos cortos se han convertido en el gran campo de batalla en las plataformas que permiten publicarlos para que cualquier pueda verlos. Un ejemplo son TikTok, Instagram y, como no, YouTube. Pues bien, esta última desea que los mostrados originalmente en su servicio de forma online, cuando se comparten todo el mundo sepa esta información.

Para hacer esto han añadido algo que, es posible, resulte molesto para muchos creadores. Hablamos de la inclusión de una marca de agua en el vídeo en cuestión en el momento que este se descarga. De esta forma, cuando un creador hace esto, se genera el elemento que hemos comentado de forma automática. Esto, evidentemente, hace que al publicar el Short en otras plataformas todo el mundo pueda ver desde donde viene de forma original.

La cerdada es que, como decimos, esto puede no ser del agrado de muchos -ya que no desean que exista nada que moleste en su creación-. Pero no es menos cierto que esta forma de proceder no es precisamente nueva, y se utiliza en otros servicios que tienen en los vídeos cortos su modo de funcionar. Sí, estamos hablando de TikTok. Por lo tanto, lo que se hace desde YouTube es seguir el camino abierto por la red social a la que intenta parecerse con sus Shorts.

Cómo es la marca de agua que se utiliza en YouTube

Pues lo cierto es que no es especialmente invasivo, ya que en una de las esquinas del vídeo se aprecia la procedencia de este desde YouTube y, además, se incluye el nombre de usuario del creador del vídeo corto. De esta forma, los que vean el contenido compartido pueden localizar fácilmente el canal en el que encontrarás Shorts parecidos. Este es un detalle muy interesante y positivo, y que para más de uno se convertirá en una excelente publicidad.

Logo de YouTube en un móvil con fondo blanco
Unsplash

Habrá que ver cómo afecta esto a la hora de compartir en otras plataformas los vídeos cortos creados y publicados originalmente en YouTube. Esto lo decimos debido a que otras plataformas que utilizan este tipo de contenidos ya han indicado que no promocionarán las que incluyen marcas de agua que no sea suya. Un ejemplo de lo que decimos es Instagram.

En lo que tiene que ver con la llegada de esta nueva forma de trabajar de YouTube, Google ha indicado que en unas semanas esta opción estará disponible en la versión de escritorio de su plataforma y, posteriormente, hará lo propio para los clientes de las versiones propias para dispositivos móviles.

La guerra de los vídeos cortos no acaba

El éxito que está teniendo TikTok entre los usuarios, especialmente los más jóvenes, está llevando a que el resto de las redes sociales y plataformas que trabajan con este tipo de contenidos a lanzar novedades de forma constante para quitarle parte de su cuota de mercado. Y, en un futuro a medio plazo, las cosas parece que seguirán igual porque los usuarios consumen vídeos cortos de forma casi compulsiva. Por lo tanto, aquí está el campo de batalla ahora mismo.

Fuente: cincodias.elpais.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here