Los mercados respaldan el nuevo rumbo de Netflix tras apostar por la publicidad y moderar su gasto en contenido.

0
40

Las analistas ven un «pequeño alivio» los resultados del segundo trimestre, pero creen que las medidas adoptadas no se notarán hasta 2023 o 2024. 

Que Netflix haya perdido casi un millón de suscriptores en un trimestre sea una buena noticia para la compañía era algo impensable hace no tanto. En cambio, este dato de las cuentas del segundo trimestre de 2022 ha supuesto un alivio para la plataforma de streaming, ya que supera las expectativas que tenían tanto los mercados como la propia empresa. 

Estos datos han llevado a las acciones de Netflix a repuntar con fuerza en Wall Street. Una subida que supone, además, un respaldo a las medidas anunciadas para intentar frenar la sangría de abonados, como son el lanzamiento de un servicio más barato con publicidad o la lucha contra las cuentas compartidas. Y, a ello, se suma la decisión de la empresa de moderar su gasto en contenido propio.

En concreto, los títulos de la plataforma de streaming subieron un 7,36% en la sesión de este miércoles tras presentar sus resultados financieros del segundo trimestre, hasta situarse en los 216,46 euros. Una evolución muy diferente a la que registraron el pasado 20 de abril, cuando se desplomaron más de un 35% después de comunicar su primera pérdida de clientes en una década.

«Suena un poco duro, en cierto modo, perder un millón -de suscriptores- y llamarlo éxito», admitió Reed Hastings, co consejero delegado de Netflix, en un encuentro con analistas. Sin embargo, no ocultó su emoción por haber podido presentar unos resultados «menos malos» de lo esperado. 

Netflix perdió unos 970.00 subscriptores en el periodo comprendido entre abril y junio, frente a los dos millones que había previsto inicialmente. Se trata del segundo trimestre consecutivo en el que registra un saldo negativo de clientes. Pero lo más probable es que sea el último, ya que prevé ganar un millón de abonados en el tercero. 

[Netflix pierde casi un millón de usuarios en el segundo trimestre del año, la mitad de lo esperado]

Hastings ha achacado estos resultados a una mejoría de numerosos factores como el servicio que ofrece, sus iniciativas de marketing o el merchandasing, que ya está dando sin frutos. Sin embargo, ha admitido que si tuviera que atribuir esta evolución positiva sería a una única cosa, esta sería ‘Stranger Things’.

Tim Nollen, analista de Macquarie, reconoce que estos resultados son un «pequeño alivio» para la compañía. Sin embargo, en un comentario recogido por Seeking Alpha, Nollen destaca que Netflix tiene todavía por delante «un camino por recorrer para cambiar sus números» y en este momento no está claro cuál podría ser el efecto de una posible recesión económica. 

Escena de la temporada 4 de la serie de Netflix 'Stranger Things'.

Escena de la temporada 4 de la serie de Netflix ‘Stranger Things’.

A este respecto, Ted Sarandos, co consejero delegado de Netflix y director de contenidos, defendió ante los analistas que en tiempos económicos difíciles los consumidores ven «un valor tremendo» en Netflix.

Spencer Wang, vicepresidente de la compañía, agregó que en crisis pasadas los servicios de entretenimiento en el hogar mostraron un comportamiento «bastante resistente» en un contexto en el que los ciudadanos salen menos de sus casas. No obstante, ha admitido que están vigilando de cerca la evolución de la situación económica porque «cada recesión y cada ciclo son diferentes».

Nuevo rumbo

Si hace unos años la compañía dio un vuelco a su negocio con su apuesta por la producción original, ahora Netflix está iniciando un nuevo rumbo marcado por un gasto más moderado en contenidos y una serie de medidas destinadas a lograr una mejor monetización de su servicio.

En especial, destaca el lanzamiento de una tarifa con un precio más bajo a cambio de que el usuario acepte ver anuncios. La empresa ha elegido a Microsoft como socio para este proyecto y ha avanzado que se pondrá en marcha a principios de 2023 en aquellos países donde hay un mercado publicitario más maduro y tienen más confianza de poder monetizar su oferta.

Uno oferta que, además, han confirmado que no será en principio la misma que tienen los planes actuales de precios. Y es que sí estará todo el contenido original de Netflix, pero no todo el que en estos momentos la compañía ofrece de otros estudios, ya que dependerá de los acuerdos que firme con ellos. 

Asimismo, también espera implementar el próximo año su nuevo plan destinado a cobrar a aquellos hogares que comparten cuentas de usuarios. La empresa, que calcula que hay unos 100 millones de hogares que usan sus servicios gratis al utilizar las claves de otro hogar, ya tiene en marcha dos proyectos piloto para abordar este problema en América Latina. 

Dudas a corto plazo

Bryan Kraft, analista de Deutsche Bank, ha incidido en que en un momento en el que el crecimiento de suscriptores de Netflix está todavía en niveles históricamente bajos, los planes presentados para aumentar los ingresos (como cobrar por compartir cuentas y el servicio con publicidad) probablemente no arrojen resultados a corto plazo.

«Buscaremos señales de que el plan de Netflix para acelerar el crecimiento de suscriptores y de ingresos está funcionando a medida que la compañía comience a implementar sus iniciativas de publicidad y uso compartido de cuentas», incidió Kraft.

Logo de Netflix en un edificio de la compañía.

Logo de Netflix en un edificio de la compañía.

A este respecto, Douglas Mitchelson, analista de Credit Suisse, añadió que, aunque la compañía empieza a ver la luz al final del túnel, la incertidumbre sigue siendo elevada. Así, coincidió en que medidas como cobrar por compartir contraseñas y el servicio con anuncios es algo «prometedor», pero sus resultados no se verán hasta el año que viene o, incluso, 2024.

Por otro lado, Kraft considera positiva la decisión de la compañía de «moderar» el gasto en contenido, que se mantendrá este año estable en torno a los 17.000 millones de dólares (unos 16.700 millones de euros). La misma cifra que se registró en 2021 y que se mantendrá también previsiblemente en 2023. 

Gasto moderado

«Nuestro gasto en contenido seguirá creciendo, pero será más moderado a medida que ajustamos el crecimiento de nuestros ingresos», remarcó Spence Neumann, director financiero de Netflix, quien recalcó que el objetivo de la empresa es volver a un crecimiento mayor de los ingresos en 2023 y 2024.

Además, Neumann añadió que su experiencia de la última década en el desarrollo de contenido original les ha vuelto «más inteligentes» a la hora de decidir en dónde invertir para tener un mayor impacto y lograr una mayor satisfacción de sus suscriptores. 

De hecho, los analistas de Wells Fargo consideran el rápido y variado incremento del gasto en contenidos por parte de Netflix puede haber hecho que la calidad de sus productos se haya resentido. «Y es difícil no correlacionar la desaceleración del crecimiento de suscriptores con alguna reducción percibida en la calidad de su contenido», añaden. 

Fuente: elespanol.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here