Tres de cada cuatro hogares redujeron o eliminaron servicios de telecomunicaciones. ¿Cuánto gastan ahora?

0
147

El 37,8 % migró de la televisión pagada a plataformas de ‘streaming’. Estudio de la Universidad Tecnológica Empresarial de Guayaquil muestra cambios en consumo.

La primera alerta fue de la televisión pagada. En dos años han perdido 520.000 clientes, una caída del 42 %. No son los únicos, pues el teléfono fijo ha dejado de sonar en 410.000 casas, aquí la disminución es del 20 %. La pandemia y la crisis económica hicieron que tres de cada cuatro hogares redujeran o eliminaran uno o varios gastos en los servicios de telecomunicaciones.

¿Qué gastos se afectaron? Un estudio de la Universidad Tecnológica Empresarial de Guayaquil (UTEG) da luces sobre cómo cambiaron los gastos en telecomunicaciones en los hogares. El 75,2 % ha realizado una reducción o eliminación de uno o varios servicios y precisamente los más prescindibles son la televisión pagada con el 32,9 %, seguido del 13,9 % de la telefonía fija y a esto se suma que el 19,4 % de las familias disminuyó o eliminó estos dos servicios al mismo tiempo.

La afectación se da en menor grado en la telefonía móvil con el 11,6 % y el 6,9 % redujo o eliminó al mismo tiempo la telefonía móvil y la televisión pagada.

Los datos son resultados de la encuesta a 287 personas de diferentes estratos sociales de Guayaquil, de las cuales el 81 % son trabajadores dependientes, el 60 % pertenece a grupos familiares conformados por cuatro, cinco o seis personas y el 55 % de los encuestados tiene entre 36 y 50 años de edad.

En estos hogares el 37,8 % cambió la televisión pagada por una plataforma de streaming.

La directora ejecutiva de la Asociación de Empresas de Telecomunicaciones (Asetel), Patricia Falconí, ha indicado que los problemas que enfrenta la televisión pagada son por los altos impuestos que se aplican a este servicio y por la creciente ola de servicios en la nube y piratas que representan una competencia desigual.

Explica que la televisión pagada tiene un impuesto del 15 % del ICE y el 12 % del IVA y la carga impositiva es del 28 % en realidad,pues el ICE se cobra al precio incluido el IVA. Así, mientras en el 2019 había 1′236.450 suscriptores, al final del 2021 la cifra se redujo a 716.120, es decir, 520.330 menos.

Al inicio de la pandemia con los despidos, reducción de sueldos y de jornadas laborales hubo reajustes en los presupuestos familiares y desde entonces se reportaban casos de personas que anulaban su plan de televisión por cable que les costaba $ 35 y suplieron ese servicio con Netflix, por ejemplo, que cuesta $ 7,99.

Otro 10,4 % cambió la telefonía móvil por planes de internet, en medio de las clases virtuales que se decretaron durante el confinamiento y brotes del COVID-19 del 2020 y 2021. Por ello los servicios que se necesitaron más en esta etapa de la pandemia también captaron a los desertores de la telefonía fija que optaron por suprimir ese gasto para contratar internet (8,6 %) o telefonía móvil (7,9 %).

En la casa de Dolores Cevallos hay una sola televisión que ni ella ni su hijo utilizan mucho. Antes tenía una antena de televisión por cable que dejó de recargar y optó por abrirse una cuenta en Netflix. Mantiene su línea de teléfono convencional porque es la vía por la que recibe el internet, pero el próximo mes hará el trámite para cambiarse.

Al inicio del 2020 eran 2′169.550 abonados de teléfono convencional y al final del año de la pandemia se habían perdido 100.000, y en estos dos años ha seguido la caída, el 2021 cerró con 1′846.666 y ahora existen 1′755.225 abonados, según las estadísticas elaboradas por la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel). Es decir, en total se han perdido 414.000 usuarios de este servicio.

¿Cuánto dinero destinan los hogares para las telecomunicaciones?

Entre $ 21 y $ 85 mensuales es el gasto mayoritario. Esto es porque el 38 % de las familias gasta entre $ 51 y $ 85 y casi el 35 %, entre $ 21 y $ 50. El 19,8 % tiene presupuestado entre $ 85 y $ 100 para esos gastos y son muy pocos los que están en los extremos y gastan menos de $ 20 o más de $ 100 al mes, ambos rangos tienen el 3,6 %.

Aplicando montos similares por cada servicio se observa que la telefonía fija va quedando atrás. El 45 % de la muestra no dispone de ese servicio y el 44 % que sí lo tiene paga entre $ 6 y $ 20. El 41,7 % tampoco tiene televisión pagada, lo contrario ocurre con la telefonía móvil y el internet. Mientras que ante las plataformas de streaming, el 58,5 % paga por ellas entre $ 6 y $ 20 y otro 27,6 % no las tiene.

ServicioDe $ 6 a $ 20De $ 21 a $ 50De $ 51 a $ 100Más de $ 100No dispone de ese servicio
Telefonía fija44,4 %9,5 %0,7 %0,4 %45,1 %
Telefonía móvil43,8 %43,5 %6,2 %1,4 %5,1 %
Internet16 %72 %8 %2,2 %1,8 %
Televisión pagada33 %20,7 %4,3 %0,4 %41,7 %
‘Streaming’58,5 %12,4 %1,5 %0 %27,6 %

De acuerdo con la encuesta, estos son los servicios que se han reducido o eliminado:

  • Telefonía fija 13,9 %
  • Telefonía móvil 11,6 %
  • Internet 3,7 %
  • Televisión pagada 32,9 %
  • Internet y televisión pagada 1,9 %
  • Telefonía fija e internet 0,9 %
  • Telefonía fija y telefonía móvil 0,9 %
  • Telefonía fija, telefonía móvil e internet 0,9 %
  • Telefonía fija, telefonía móvil, internet y televisión pagada 1,4 %
  • Telefonía fija, telefonía móvil y televisión pagada 1,4 %
  • Telefonía fija y televisión pagada 19,4%
  • Telefonía móvil e internet 1,9 %
  • Telefonía móvil, internet y televisión pagada 2,3 %
  • Telefonía móvil, televisión pagada 6,9 %.

Fuente: eluniverso.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here