Además de tener agua limpia, energía de resguardo y artículos de primera necesidad, estos servicios son vitales para comunicarse durante y después de una emergencia.

De cara al avance de la temporada de huracanes, la directora ejecutiva de la Alianza Puertorriqueña de Telecomunicaciones, Denise Berlingeri, instó a la ciudadanía a incluir en sus planes de preparación las medidas para el buen uso de las telecomunicaciones antes, durante y luego del impacto de un fenómeno atmosférico.

Las telecomunicaciones han demostrado ser vitales en nuestra vida diaria y también en situaciones de emergencia, pues facilitan el flujo de información y continuar con tareas de estudio o trabajo desde el hogar, destacó.

Al incluir estos servicios en los planes de preparación y contingencia, Berlingeri urgió a verificar que los equipos estén en estado óptimo y cargados. También se pueden adquirir y tener listas baterías externas para extender el tiempo de uso en caso de apagón. A su vez, destacó que, como medida de cautela, los equipos electrónicos y routers no se deben manipular durante tormentas eléctricas.

“Durante situaciones de emergencia es posible que se saturen las redes de telecomunicaciones y haya fallas en la conexión. Por eso, se recomienda realizar las llamadas que sean urgentes o necesarias y reducir la utilización de internet”, dijo Berlingeri.

“En cualquier parte del mundo, los servicios de telefonía, internet y televisión por cable pueden verse afectados por el impacto de un sistema tropical, ya sea por lluvias fuertes, rayos, vientos o interrupciones del servicio de energía eléctrica”, advirtió.

Por esta razón, las proveedoras de telecomunicaciones tienen como mayor reto y prioridad lidiar con las interrupciones en el servicio de energía eléctrica comercial, pues su infraestructura requiere electricidad para operar.

“Luego del paso del huracán María y hasta el presente las empresas privadas de telecomunicaciones han invertido $1,500 millones en infraestructura, e instalado generadores de electricidad y sistemas fotovoltaicos como parte de las medidas de contingencia”, expuso Berlingeri. “No obstante, ninguna industria puede operar prolongadamente con generadores”.

Debido a esto, aseguró que la APT participa activamente en reuniones con el gobierno y con la operadora privada LUMA para reiterar la importancia de que las telecomunicaciones se traten con prioridad al restablecer el servicio eléctrico, para que las familias, comercios y el gobierno puedan disponer de los servicios de telefonía e Internet, que son clave en comunicar y coordinar la respuesta a emergencias.

En Puerto Rico, luego de que el gobierno no priorizara el restablecimiento de energía y de líneas para las empresas de telefonía e internet tras el huracán María, la Ley 5 de 2018 declaró las telecomunicaciones como servicio esencial.

La directora ejecutiva agregó que la APT publicará recomendaciones y consejos para el público en sus perfiles de Facebook y Twitter, a fin de fomentar el buen uso de las telecomunicaciones durante esta temporada de huracanes.

Fuente: elnuevodia.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here