El fondo KKR se hará con una participación del negocio de antenas de telefonía móvil de la operadora alemana valorado en 18.000 millones.

Cellnex ha confirmado este miércoles que abandona la puja por una participación en el negocio de torres de telefonía móvil de Deutsche Telecom un día después de que lo adelantara el diario alemán Handelsblatt, según el comunicado remitido a la CNMV. El abandono de la empresa española despeja el camino para que la oferta rival de KKR, respaldada por las empresas de inversión estadounidenses Global Infrastructure Partners (GIP) y Stonepeak, se haga con la operación, estimada en 18.000 millones de euros.

El proceso de venta, iniciado en marzo, ha visto cómo licitadores estratégicos y fondos de infraestructuras compiten por una participación en la unidad de antenas conocida como Deutsche Funkturm GmbH. Cellnex ofreció a Deutsche Telekom una pequeña participación en su negocio como parte de una oferta vinculante que fue respaldada por la canadiense Brookfield Asset Management.

La operación sería la mayor de Alemania este año y la segunda de Europa, tras la adquisición del grupo de infraestructuras italiano Atlantia por parte de la familia Benetton y el fondo estadounidense Blackstone, por valor de 58.000 millones de euros.

Deutsche Telekom quería conservar parte del control de su negocio de torres, por lo que ha preferido los fondos de inversión a un socio industrial como Cellnex. Esta vía ya se dio en Francia cuando SFR y KKR crearon Hivory o en España, con la decisión de Telefónica de dar entrada inicialmente en Telxius a la propia KKR y Pontegadea, el vehículo inversor de Amancio Ortega. Posteriormente, en ambos casos, los propietarios vendieron los activos a socios industriales, Hivory a Cellnex y Telxius a American Tower.

En un entorno en el que los tipos de interés están subiendo, Deutsche Telekom necesita liquidez para recortar una deuda de casi 136.000 millones de euros. Esto liberaría fondos para invertir en infraestructuras y asegurar el control de su unidad T-Mobile en Estados Unidos, que representa más del 60% de las ventas del grupo.

Muchas empresas de telecomunicaciones han separado sus negocios de torres o han lanzado empresas conjuntas con compañías independientes, como forma de monetizar parte del negocio y conservar una parte para futuras ganancias. Deutsche Telekom trabajó con Goldman Sachs como asesor en la venta de sus 40.600 torres. El negocio de torres de Vodafone que cotiza en Fráncfort, Vantage Towers, así como American Tower, habrían considerado ofertas al principio del proceso de subasta.

Fuente: elpais.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here