Ha llegado el momento de avanzar hacia el futuro híbrido

0
95

Las empresas modernas necesitan actuar en tiempo real y para ello requieren un ritmo de innovación tan acelerado que resulta costoso y difícil de mantener con plataformas de datos heredadas, que no están pensadas para el real time y no son escalables, además de que han ido evolucionando para cubrir necesidades puntuales o que son legacy en muchos casos. En este contexto, la nube híbrida se posiciona como una alternativa ideal por los múltiples beneficios económicos, operativos y funcionales que reporta. No sorprende, por lo tanto, que el 96% de las empresas estén buscando activamente una estrategia híbrida, según datos de 451 Research. Y es que la nube híbrida permite escalar recursos de manera eficiente y ágil, así como ejecutar cualquier análisis en cualquier nube pública o privada.

Pablo Boixeda, Solutions Engineering Senior Manager Iberia e Italia de Cloudera
Pablo Boixeda, Solutions Engineering Senior Manager Iberia e Italia de Cloudera

El crecimiento que viene experimentando la oferta de la nube en los últimos años, ha aumentado la demanda de mayor agilidad, velocidad y eficiencia de costes. Según Mordor Intelligence, el mercado de la nube híbrida estaba valorado en 52.160 millones de dólares en 2020 y se espera que alcance los 145.000 millones en 2026. “A medida que se acelere el mundo del I0T y las tecnologías de edge tengan más presencia, la nube híbrida será una necesidad para integrar entornos más legacy con las aplicaciones analíticas más modernas”, asegura Pablo Boixeda, Solutions Engineering Senior Manager Iberia e Italia de Cloudera.

La solución al alojamiento de los datos más sensibles

Susana López Huertas, Senior Account Executive de Cloudera
Susana López Huertas, Senior Account Executive de Cloudera

En un entorno híbrido, la nube pública y la privada pueden trabajar conjuntamente con la facilidad de uso, la elasticidad y el autoservicio que permite a las organizaciones optimizar sus propios datos, explotar nuevos recursos y aplicar las últimas innovaciones. “Es importante tener en cuenta que adoptar una estrategia híbrida sólo es posible cuando se alinean tres elementos clave como son el apoyo a lo largo de todo el ciclo de vida de los datos, seguridad y gobierno a nivel empresarial y contar con una plataforma abierta”, afirma Susana López Huertas, Senior Account Executive de Cloudera.

En un entorno híbrido, la nube pública y la privada pueden trabajar conjuntamente con la facilidad de uso, la elasticidad y el autoservicio

José Luis Martínez, Senior Enterprise Account Manager de Cloudera.
José Luis Martínez, Senior Enterprise Account Manager de Cloudera.

Debido a la necesidad de las empresas de gestionar volúmenes de datos cada vez mayores, Cloudera lanzó en 2019 la primera nube híbrida de datos empresariales de la industria, Cloudera Data Platform (CDP). Se trata de una plataforma para el uso de datos que permite tener un manejo adecuado de la información y obtener mejores resultados del negocio, integra varias tecnologías y herramientas para crear y explotar Data Lakes, Data Warehousing, Machine Learning y puede realizar ingesta, transformación y analítica de flujos de datos. Además, proporciona un gobierno, una seguridad y unas capacidades de linaje que minimizan el riesgo. “Hace años que quedó patente que no todo puede alojarse en una nube pública por múltiples razones, entre ellas la seguridad. La flexibilidad y el rendimiento que garantiza la nube híbrida la han convertido en la opción más adecuada para los datos sensibles”, apunta José Luis Martínez, Senior Enterprise Account Manager de Cloudera.

Lo híbrido genera ventajas competitivas

Cada vez más empresas son conscientes de que para generar mayores ingresos y mitigar los riesgos necesitan basar sus estrategias en plataformas de datos modernas que incluyan capacidades nativas en la nube. Un reciente estudio global de Cloudera sobre la madurez de los datos empresariales concluyó que el 89% de los responsables de la toma de decisiones de IT están de acuerdo en que las organizaciones que implementan una arquitectura híbrida como parte de su estrategia de datos obtendrán una ventaja competitiva. Además, contar con una plataforma abierta e híbrida es fundamental para minimizar riesgos y contar con una estrategia de salida. En definitiva, dar el paso hacia la nube híbrida puede conseguir que aquello que hoy parece imposible sea una realidad en un futuro muy cercano.

Fuente: revistabyte.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here