Según un estudio del Banco Mundial, el rápido y amplio despliegue de la infraestructura de Internet de fibra óptica en Israel impulsará la economía.

Israel está haciendo un gran trabajo en la expansión de su red de Internet de fibra de alta velocidad, según un estudio internacional presentado el lunes por la mañana al Ministro de Comunicaciones, Yoaz Hendel, por el Vicepresidente y Jefe de Infraestructura Global del Banco Mundial, Riccardo Puliti.

El estudio -que investiga los efectos de las tecnologías avanzadas de comunicación en la economía, el empleo, los hogares y las empresas- ha constatado que el acceso a Internet de alta velocidad aumenta la posibilidad de encontrar un puesto de trabajo entre un 13% y un 7%, y que cada incremento porcentual en el uso de Internet de alta velocidad aumenta el PIB hasta un 0,4%.

“Israel es el primer país del mundo en cuanto a la tasa de despliegue de fibra, por lo que es natural que el Banco Mundial haya elegido presentar aquí el estudio sobre los beneficios de las infraestructuras avanzadas”, dijo Hendel.

“Este gobierno ha hecho avanzar la periferia más que cualquiera de los gobiernos anteriores. Hemos demostrado que lo que ellos no hicieron era posible, y hemos llevado la fibra a todos los rincones del país a una velocidad récord”.

De hecho, el ministerio ha ampliado la disponibilidad de la fibra óptica del 18% de los hogares a principios de 2020 a más del 60% en la actualidad, y el ministerio espera llegar al 70% a finales de año. En septiembre se espera que el ministerio se reúna de nuevo con el Banco Mundial para compartir su modelo de despliegue de fibra óptica con otros países.

“Internet de alta velocidad significa un rápido crecimiento, que abre oportunidades de empleo y calidad de vida”, dijo Hendel. “Llegará a todos los lugares de Israel: desde Dimona y el Valle del Jordán, hasta Amirim en el norte y la región de Ayelot en el sur. La revolución llegará a todos”.

El estudio del Banco Mundial

El estudio del Banco Mundial examina cómo la ampliación de la accesibilidad a Internet y la adopción de tecnologías digitales se correlacionan con los efectos macroeconómicos, como el crecimiento del PIB y el aumento de la productividad, así como su impacto en los hogares, el mercado laboral y las empresas en general.

El estudio describe los efectos de la accesibilidad a la fibra óptica en la economía y, entre otras cosas, sugiere que es una herramienta para reducir las disparidades. Así, la posibilidad de que una población educada encuentre un trabajo aumenta entre un 7 y un 13% cuando tiene acceso a la fibra óptica. En Israel, esto es especialmente relevante para las poblaciones árabe y ultraortodoxa, que tienen un gran potencial de mano de obra pero sufren un bajo acceso a la fibra óptica.

Según el estudio, un aumento de sólo el 1% en el uso de la infraestructura de comunicaciones fijas (no móviles) puede aumentar el PIB de un país en un 0,08%, y un aumento similar en el uso de la infraestructura de comunicaciones móviles puede aumentar el PIB de un país en un 0,4%. El sector empresarial también se beneficia de la reducción de costes y el aumento de la eficiencia gracias a la transición a las tecnologías de comunicación avanzadas.

“La investigación establece lo que sabemos bien”, dijo el Director General del Ministerio de Comunicaciones, Liran Avisar Ben-Hurin. “La Internet de alta velocidad en la periferia es la herramienta más eficaz para reducir las diferencias y la integración en la economía y la sociedad israelíes”.

Fuente: israelnoticias.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here