Amazon y Cartier presentan una demanda conjunta contra falsificadores de la marca de lujo.

0
17

Los presuntos estafadores intentaron eludir las herramientas de detección de falsificaciones de Amazon promocionando los productos en Instagram.

Amazon y la marca de lujo Cartier han presentado dos demandas conjuntas contra un influencer con perfiles en redes sociales y ocho empresas por publicitar, hacer promoción y facilitar la venta de artículos de lujo falsificados a través de Instagram y de otras páginas web, infringiendo la propiedad de marca de Cartier y vulnerando las políticas de Amazon.

El gigante del comercio electrónico ha detallado que los presuntos estafadores intentaban eludir las herramientas de detección de falsificaciones de Amazon promocionando productos de lujo falsificados en la red social perteneciente a Meta. Uno de estos productos falsificados intentaba replicar la emblemática pulsera Love de Cartier, que se presentó por primera vez en 1969. 

Sendas demandas fueron presentadas ante el Tribunal del Distrito Oeste de Washington y en ellas se argumenta que los demandados coludieron entre sí para vender productos falsificados y realizar publicidad engañosa de dichos productos.

“Al utilizar las redes sociales para promocionar productos falsificados, los infractores engañan a los consumidores y socavan su confianza”, ha asegurado Kebharu Smith, director de la Unidad Contra Delitos de Falsificación de Amazon (CCU por sus siglas en inglés). 

La demanda detalla que entre los nueve demandados se encuentra un influencer con perfil en las redes sociales que acordó con los infractores eludir los controles y las herramientas con que cuenta Amazon para detectar falsificaciones y promocionar artículos de lujo falsificados (incluyendo pulseras, collares y anillos falsos de Cartier) tanto en Instagram como en las propias páginas web de los infractores.

Ambas compañías sostienen que los presuntos delincuentes publicaron abiertamente, en Instagram, fotos de artículos de joyería de Cartier falsificados, con una descripción del producto infractor. Sin embargo, en Amazon y en otras webs lo que hicieron fue crear páginas de detalle de producto genéricas, sin indicio alguno de infracción. Después, los demandados proporcionaban a través de la citada red social un enlace al producto genérico en Amazon y en otras webs, indicando a los clientes que, si compraban dicho artículo genérico, recibirían un producto Cartier falsificado.

Por ejemplo, la pulsera Love de Cartier falsificada aparecía en las páginas de Amazon, camuflada como un producto sin marca bajo la descripción “Pulsera clásica de acero de titanio Love con motivo de tornillos para mujer”, sin mención alguna a Cartier y con el diseño del tornillo de la auténtica pulsera la marca de lujo oculto en la imagen. En Instagram, sin embargo, la foto que se publicaba era la de un producto falsificado en el que podía apreciarse la marca Cartier y el motivo del tornillo. Cuando se compraba el producto genérico a través de Amazon, se enviaba al cliente una falsificación de la pulsera LOVE, con la marca registrada y los diseños de Cartier.

Los infractores se dirigieron, de manera recurrente, a sus seguidores en redes sociales para que comprasen estos productos falsificados en Amazon, enviándoles enlaces o mensajes directos en Instagram en los que se les instaba a adquirir “copias de alta calidad” de marcas de lujo como Cartier en la web de Amazon y en otros marketplaces.

Amazon recuerda que emplea a más de 1.2000 personas para combatir las falsificaciones y proteger a las marcas y a los clientes de este fraude, y que en 2021 invirtió más de 900 millones de dólares para este fin. Su Unidad contra los Delitos de Falsificación de Amazon ha presentado ya otras demandas conjuntas contra falsificadores con marcas como Valentino, Salvatore Ferragamo, YETI, GoPro y Hanes, entre otras. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here