Los patinetes ya no son un juguete, ahora son un medio de transporte: Probamos el NIU KQi3 Pro.

0
26
  • El NIU KQi3 Pro es más grande, más potente y más seguro que la mayoría de patinetes.
  • Puedes tener todo controlado desde la app móvil de NIU.

Los patinetes eléctricos se han convertido en una parte esencial de la movilidad urbana eléctrica y sostenible, sin embargo, sigue habiendo mucho estigma contra ellos porque muchos lo siguen viendo como un juguete para niños, pero el NIU KQi3 Pro ha venido a cambiar esto ya que es más grande, más potente y más seguro que la gran mayoría de patinetes.

En 2021 en España se vendieron un total de 285.000 patinetes eléctricos según recoge mixx.io, superando por miles las cifras de coches y bicis eléctricas vendidos en ese año. Esto se puede deber a que tienen un precio más bajo, pero esta no es la única ventaja que este nuevo medio de transporte nos puede ofrecer.

Es cierto que el principal recelo hacia los patinetes es por temas de seguridad, por eso la marca china NIU ha hecho un inciso en el diseño del KQi3 Pro, para ofrecer una estructura más estable, más ancha y más visible par que puedas ir de un lado a otro sin el miedo a no ser visto.

Cómo es el patinete

Img: Patinete NIU KQi3 Pro de frente

Ya a simple vista, el NIU KQi3 Pro se ve como un patinete distinto al resto. Primero porque es más grande que a lo que estamos acostumbrados, con una altura de 115,7 cm y una longitud de 117,3 cm, que a su vez lo convierte en una estructura mucho más robusta y estable, incluso cuenta con una función de equilibrio.

Con este incremento de tamaño, el peso también es superior alcanzando los 20,3 kilos con la batería incluida. Como medio de transporte esto está bien ya que ofrece mejor estabilidad, pero en lo que se refiere a transportarlo sin estar montando encima, podemos decir que es su mayor inconveniente.

Esto es porque debido a su tamaño y peso, hace que te pienses dos veces el subir unas escaleras con él a los hombros, también te condiciona si lo quieres llevar en el coche, ya que ocupa bastante espacio de tu maletero.

Pero es que este patinete está diseñado para llevarte de un lado a otro, no darte una vuelta porque te aburres, y así lo demuestran sus enormes ruedas de 9,5″ con las que puede ir por varios tipos de carreteras. Ya sean de asfalto o un caminillo de tierra que podemos ver en un parque o similar, aunque obviamente notes las vibraciones de un camino desigual y con baches, el patinete ofrece un rendimiento casi idéntico que si fueras por una carretera perfectamente asfaltada.

Incluso puedes bajar y subir bordillos, que no sean muy altos y siempre con cuidado, con bastante facilidad.

Esto no es lo único que nos indica que es una gran opción para la movilidad urbana, ya que viene equipado con luces LED, que también puedes poner en modo «luces largas» si pulsas dos veces, y luces traseras, que están conectadas a los frenos para activarse al igual que lo hacen la de los coches. Además, cuenta con reflectores laterales para hacer el patinete todavía más visible para el resto de vehículos.

Otro de los pluses del NIU QKi3 Pro, y para mí uno de los aspectos que más me han impresionado, son los frenos de disco que tienen equipados en ambas ruedas. Para controlarlos el manillar tiene dos manetas de freno que te dan la seguridad para poder bajar cualquier cuesta por muy empinada que sea, además que ofrecen una frenada muy superior a otros patinetes que he probado.

A su vez, un toque que no muchos patinetes tienen pero que es una clara ventaja, es la pantalla LED con la que viene equipado y que ofrece información como: el nivel de batería, la velocidad a la que vas en cada momento, sí tienes la luz encendida, el modo en el que llevas el patinete o si está el bluetooth conectado.

Img: Pantalla LED que indica nivel de batería, velocidad y te permite controlar otros aspectos

Y para culminar, este patinete tiene la certificación IP54 que se les da a los productos electrónicos que son resistentes al agua, por lo que no te tienes porque preocupar si lo utilizas mientras llueve.

Te puede llevar muy lejos

Con una batería de 486 Wh que tiene un tiempo de carga completa de seis horas, la espera merece la pena, ya que te ofrece una autonomía de hasta 50 km. En mi experiencia, la durabilidad de la batería es uno de sus puntos fuertes, primero por la autonomía que ofrece, la cual te permite realizar numerosos trayectos sin necesidad de parar a recargar.

Pero es que, mientras la batería se va gastando, la potencia del patinete no se ve afectada como ocurre con otros, por lo que da igual que tenga cinco rayas que tenga dos te va a ofrecer el mismo rendimiento. A todo esto, se le suma que uno de los frenos es regenerativo lo que significa que a la vez que reduce la velocidad convierte la energía cinética en energía eléctrica otorgándote más kilómetros de recorrido.

Img: Rueda trasera regenerativa con freno de disco

La batería está equipada con un sistema propio de la compañía llamada BMS NIU ENERGY que ofrece según anuncia la compañía hasta 14 tipos de protección distinta.

Como en todos los vehículos de micro movilidad eléctrica, el NIU QKi3 Pro está limitado por ley para ofrecer una velocidad máxima de 25 km/h, pero es en la potencia del motor donde da el paso hacia adelante. Se trata de un motor con 350 W, que no solo impresiona por el tiró inicial de salida, va de 0 a 25 en algo menos de 5 segundos, sino que también puede subir cuestas con un 20% de inclinación.

En mi caso, desconozco la inclinación de las cuestas con las que he probado el patinete, pero os aseguro que ha superado mis expectativas. En primer lugar, porque en alguna pendiente he conseguido alcanzar los 20 km/h ¡Subiendo!, pero es que también he conseguido subir cuestas con el NIU KQi3 Pro que no pensaba que fuera a subir.

Un aspecto bastante positivo para aquellas personas que no han montado en patinete o no se sienten del todo seguras encima de uno es que los primeros 500 metros de uso el patinete está limitado a 15 km/h, una vez ya superados ya te ofrece todo su potencial. Es cierto es que si no es tu caso esto puede ser un contratiempo, pero solamente se trata de la prueba inicial, después ya tienes disponible todo su potencial.

Otro de los aspectos más interesantes son los diferentes modos disponibles en el patinete, podemos encontrar el E-Save, diseñado para ahorrar energía ya que limita el patinete a 15 km/h; el modo Sport, que ofrece el máximo nivel de potencia; el modo Custom, que te permite personalizar la velocidad máxima que quieres y por último el modo Pedestrian, ideado para cuando vas en el patinete, pero acompañado de peatones.

Controla todo desde tu teléfono

Img: Capturas de la app NIU

Y como no podía faltar en cualquier nuevo producto electrónico, NIU tiene una app móvil que puedes conectar a tu patinete.

La verdad es que es un punto extra, ya que te permite controlar toda tu actividad con el NIU KQi3 Pro además que puede controlar los modos desde tu móvil. La app recopila todo tu historial, con estadísticas y el registro de conducción por días, y también puedes ver tus rutas o la batería y autonomía que le queda al patinete.

Pero a mí la función que más me ha gustado ha sido la del bloqueo del patinete. Desde la app cuando está conectada con Bluetooth, puedes bloquear el patinete y hacer que no se pueda montar en él por qué bloquea las ruedas a la vez que emite un sonidito si detecta que alguien lo está moviendo, similar a como lo hacen los patinetes como Lime o Bird, o cualquiera que se puede alquilar por minutos.

Esta función es útil si por ejemplo vas con el patinete y quieres pasar un momento a comprar el pan, pero no puedes entrar con él. Solo tienes que bloquear el NIU desde la app y por lo menos tienes la certeza de que nadie va a salir disparado encima de tu patinete.

Un patinete como pocos

El patinete NIU KQi3 Pro, tiene un precio de 699 euros, está claro que es una inversión importante, pero al probarlo puedes entender por qué tiene ese precio.

Tiene todas las características y especificaciones que lo convierten en un medio de transporte urbano sostenible de calidad y a la altura de cualquier otro patinete eléctrico que te puedas encontrar. Sin duda la potencia y la seguridad son sus puntos más fuertes, ya que te ofrece altas velocidades (dentro de la legalidad) en casi cualquier situación sea en bajada, subida o en llano mientras eres visible sobre una estructura estable y con buena frenada.

Además, que 50 km dan para mucho y con el plus de que la rueda trasera es regenerativa por lo que la batería no es algo por lo que tengas que estar preocupado. El mayor problema es su tamaño y peso, pero es que este patinete está pensado para llevarte a ti y no tú a él por lo que podemos decir que es un inconveniente menor.

Si normalmente vas al trabajo o a estudiar en patinete y estás buscando uno que te ofrezca seguridad, comodidad y potencia el NIU KQi3 Pro es una muy buena opción para tener en cuenta. Pero es que, si estas dudando en comprarte un patinete y no estás del todo seguro porque piensas que este no es el medio de transporte para ti, te recomiendo también que le des una oportunidad, porque puedes quedar muy sorprendido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here