Cellnex dispara los ingresos un 64% por las adquisiciones e invierte 2.000 millones hasta abril.

0
375

La compañía confirma sus previsiones para 2022.

Perdió 93 millones por el aumento de amortizaciones y costes financieros derivados de las compras.

Cellnex Telecom ha presentado los resultados correspondientes al primer trimestre de 2022, marcado por las nuevas adquisiciones realizadas en distintos países europeos. Los ingresos ascendieron a 828 millones de euros, un 64% más, y el ebitda ajustado creció un 66%, hasta 634 millones, recogiendo, junto con el crecimiento orgánico, el efecto de la consolidación de las citadas compras de activos llevadas a cabo en 2021.

Según señala la empresa en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el flujo de caja libre y recurrente apalancado alcanzó los 300 millones de euros, un 67% más. El resultado neto contable fue negativo en 93 millones de euros, por el efecto de las mayores amortizaciones, que aumentaron un 75%, y los costes financieros, que se incrementaron un 58%, asociados al proceso sostenido de adquisiciones e integraciones y la consiguiente ampliación del perímetro del grupo.

La compañía de infraestructuras de telecomunicaciones mantuvo una intensa actividad inversora en el inicio del año. Hasta abril, Cellnex anunció nuevos acuerdos de crecimiento en Francia, Portugal, Reino Unido y Países Bajos con una inversión acumulada de 2.000 millones de euros.

El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, ha destacado que “el primer trimestre ha estado marcado por el crecimiento orgánico, que muestra la fortaleza de nuestro negocio, y la consolidación de las operaciones llevadas a cabo en los últimos meses que siguen provocando aumentos a doble dígito, por encima del 60%, en ingresos, ebitda y cash flow recurrente”. El directivo señala que se trata de unos crecimientos que seguirán teniendo un efecto arrastre importante en 2022, cuando las últimas operaciones llevadas a cabo en Polonia, Países Bajos, Italia y Francia ya se consolidarán a ejercicio completo, además de incorporar el cierre de la operación de los activos de CK Hutchison en Reino Unido prevista para el segundo semestre del año.

En este escenario, Cellnex ha confirmado sus perspectivas para el ejercicio 2022 con unos ingresos entre 3.460 y 3.510 millones de euros, un ebitda que se situaría entre 2.650 y 2.700 millones, y un crecimiento del 39% en el flujo de caja recurrente, hasta alcanzar un rango entre 1.350 y 1.380 millones.

La deuda neta del grupo, a abril de 2022, excluyendo los pasivos por arrendamientos, alcanza los 13.600 millones de euros. El 86% de la deuda está referenciada a tipo fijo. En marzo la compañía llevó a cabo una emisión de bonos por un importe de 1.000 millones de euros.

Cellnex cuenta con acceso a liquidez inmediata (tesorería y deuda no dispuesta) por un importe aproximado de 7.800 millones de euros. La empresa sigue analizando posibles oportunidades de crecimiento, entre las que destaca la posible compra de las torres de Deutsche Telekom en Alemania y Austria.

Por áreas de negocio, los servicios de infraestructuras para operadores de telecomunicaciones móviles aportaron a los ingresos el 90%, con 750 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 76% respecto a 2021. El crecimiento orgánico de los puntos de presencia en los emplazamientos se situó en un 6,5% en relación al mismo período de 2021, incluyendo el efecto del despliegue de nuevos emplazamientos en el período.

A 31 de marzo, Cellnex contaba con un total de 102.712 emplazamientos operativos (sin tener en cuenta los 22.575 emplazamientos previstos de desplegar hasta 2030 y operaciones pendientes de cierre): 4.502 en Austria, 1.439 en Dinamarca, 10.397 en España, 23.189 en Francia, 1.849 en Irlanda, 20.393 en Italia, 4.070 en Países Bajos, 14.887 en Polonia, 5.909 en Portugal, 7.996 en el Reino Unido, 2.703 en Suecia y 5.378 en Suiza; a los que se suman 5.815 nodos DAS y Small Cells.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here