Desde que Windows 11 llegó a nuestros ordenadores hemos visto de todo. Desde opciones que mejoraban la experiencia de usuario a otras que, desgraciadamente, convertían al sistema operativo en algo tosco y molesto. Hoy es turno para este último punto.

La sección de Personalización (Uso del Dispositivo) que se encuentra dentro de las opciones de configuración de Windows 11 parece ser beneficiosa a primera vista. O eso diría cualquier usuario que la viese sin pararse a reflexionar sobre ella (aquí la funciones más desesperantes de W11).

Sin embargo, a pesar de las apariencias, esta configuración no es más que una táctica de marketing que expone a los usuarios a filtraciones de privacidad innecesarias y a anuncios no solicitados. Estos riesgos para la privacidad no proporcionan ningún beneficio sustancial para el usuario.

Para tener claro de qué ajustes de configuración de Windows 11 estamos hablando, abre el Panel de Control del Sistema. Luego haz clic en Personalización en el panel de navegación de la izquierda y luego desplázate hacia abajo en la lista hasta encontrar Uso de dispositivos.

Pagina de personalización de Windows 11

Al principio parece que activar esta configuración es una buena idea, pero si lees la explicación que se encuentra al hacer clic en el enlace Más sobre el uso del dispositivo, probablemente te arrepientas.

Activar una de estas configuraciones simplemente dará permiso a Microsoft para vender tu nombre e información de uso a terceras empresas.

Por ejemplo, si activas la opción Juegos, te abre la puerta a la publicidad de Xbox y de otras empresas de videojuegos. Del mismo modo, si activas la opción Business, recibirás anuncios sobre Microsoft 365 y otros programas de productividad. Esto es todo lo que hacen estos ajustes.

En ningún momento la activación de estos ajustes ayuda a mejorar el rendimiento del PC o a mejorar su experiencia de usuario más allá de la oportunidad de gastar más dinero en aplicaciones. El mejor consejo es dejar todos los elementos de esta página en la posición de apagado.

Esto contrasta con otros modos que sí son beneficios para el usuario, como es, por ejemplo, el Modo Juego. Si, además, haces clic en el enlace de esta opción, verás que la configuración realmente cambia el perfil de rendimiento y el comportamiento de tu ordenador de forma significativa.

Y lo hace sin dar permiso a Microsoft para que venda tu información de contacto y comportamiento de uso a terceros. Así es como debería ayudarnos Windows con sus opciones, y no intentar engañarnos para que vendamos (sin querer) nuestra información a terceras compañías.


Fuente: computerhoy.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here