La complementariedad de Wi-Fi y 5G y las redes privadas empresariales como pilares de la próxima evolución de las telecomunicaciones.

0
84

Evolucionar hacia Wi-Fi 6 y Wi-Fi 6e mientras se avanza con las redes 5G. El doble juego convergente, necesario para que la conectividad se amplíe y lo haga con estándares cada vez más elevados, fue otro de los temas que se abordó durante la primera jornada del BCN 2022 LATAM Summit en donde se abogó por un uso complementario de ambas tecnologías para responder a las cada vez más exigentes demandas que tendrá el sector de las telecomunicaciones.

Fue Thiago Rodríguez, CEO de la Wireless Broadband Alliance (WBA) quien señaló que esa entidad, desde la que emanan las recomendaciones para el mejor desempeño de la industria, viene trabajando con los dos estándares Wi-Fi 6 y 6e donde Open Roaming aparece como el facilitador para la convergencia”. Un aspecto no menor si se tiene en cuenta que lo que, desde aquí se encare, también entrará en relación con lo que vendrá de la mano de Wi-Fi 7 y su vinculación tanto con 5G como con 4G y otras tecnologías como LoRaWan, la fibra óptica y la capacidad satelital, que vuelve a cobrar una relevancia como en sus inicios.

Señaló la necesidad de “trabajar en cómo el Wi-Fi puede incrementar la capacidad de cobertura de una red cellular”, además de hacerlo en la convergencia entre Wi-Fi y las redes privadas empresariales.

“Venimos de la idea de que si miramos los requisitos de la industria 5G (espectro, latencia, eficiencia, etcétera) vemos que 5G tiene muchos beneficios comparados con el Wi-Fi, pero Wi-Fi también los tiene en comparación con 5G. Creemos que hay que recurrir a ambos y hacerlo de una forma inteligente para entender cuándo hace falta usar uno u otro”.

Ejemplificó con el caso de una autopista, en donde nadie pondrá Wi-Fi en un espacio de esas características para que los coches se conecten pero, apuntó, sí puede ser la tecnología preferida para hacer una cobertura en un edificio de varios pisos donde se necesita capacidad por metro cuadrado muy elevada.

Rodríguez aseguró que, desde la WBA, se identificó un conjunto de drivers de negocios que, en su visión, ayudarán a la convergencia de los dispositivos Wi-Fi. “Desde nuestro punto de vista creemos que la convergencia es bastante relevante y puede ayudar bastante bien al desarrollo en una visión de 5G que va más allá de las redes celulares únicamente”.

Apeló a un estudio de Deloitte en donde hubo un categórico 98 por ciento de los consultados que se pronunció a favor del uso complementario de ambas tecnologías. Razón por la que insistió en que “los operadores móviles deben ver el Wi-Fi 6 como un complemento a sus redes. Y para aprovechar el máximo beneficio del Wi-Fi es a través del Open Roaming, una federación de roaming que define un estándar para interconectar las tecnologías”.

Tras mostrar los beneficios a través de un video, sostuvo que la convergencia permite habilitar nuevos negocios, tener más dispositivos conectados, y esto también traerá a más clientes conectados; que se pueden conectar de forma más sencilla y rápida, sea para servicios de roaming, de entretenimiento, sin dejar de lado temas que cobran cada vez más importancia como la seguridad y la privacidad”.

“El Open Roaming puede ser un facilitador de este complemento a las redes móviles”, subrayó. Y mostró el caso de la Universidad de San José en California, donde una red Wi-Fi dotada de más de 3.000 puntos de acceso y más de 30.000 dispositivos conectados al mismo tiempo apeló al Open Roaming y se logró que el 93 por ciento de los usuarios se conectara por esta vía, lo que se tradujo, a su vez, en un aumento del número de conexiones en más de 15 veces.

“5G y wifi6 son pasos importantes en términos de las redes inalámbricas. 5G es una visión que abarca a muchas tecnologías, y hay muchas oportunidades para otras tecnologías como la robótica, la seguridad, la salud, y ambas generan un rol muy importante. Open Roaming es un factor muy importante para la conversión del mundo celular al Wi-Fi y ayudará a los proveedores a aumentar capacidad y cobertura”, concluyó Rodríguez.

Luego fue el turno de Andreas Mueller, presidente de la 5G-ACIA quien se refirió al impulse industrial que promete la quinta generación móvil. Tras recordar las bondades de esta tecnología, señaló que “independientemente de 5G, hace unos 10 años, tuvimos el movimiento hacia la Industria 4.0 por lo que usar 5G en una fábrica es llevar la Industria 4.0 al siguiente nivel. De esta manera, podemos obtener energía de niveles sin precedentes de eficiencia, flexibilidad, productividad y también facilidad de uso”. indicó.

Tras precisar con aplicaciones concretas, indicó “con 5G es posible actualizar fácilmente las máquinas existentes integrando nuevos sensores, nuevos sistemas para asegurarnos de que todavía estén actualizados. Pero una de las mayores promesas de 5G tal vez no sea un caso de uso único. ¿Cuál es el potencial para liderar una convergencia de soluciones de conectividad en una fábrica para que podamos deshacernos de las muchas tecnologías diferentes que tenemos hoy en día con Wi-Fi, Bluetooth, y realmente llegar a una solución única que básicamente puede realice y admita todos estos casos de uso con un solo sistema”.

Esto es lo que reside en el cimiento de la 5G-ACIA que apunta al establecimiento de un lenguaje común donde 5G es el medio para reflejar las necesidades e intereses de la industria manufacturera en la estandarización y regulación.

Planteó el tema en relación a las redes privadas empresariales, señaló que, producto de los objetivos que se buscan, puede ser una opción en conjunto con proveedores de servicios de red que cuentan con la experiencia necesaria para sus implementaciones. Aunque advirtió que “las aplicaciones industriales son muy exigentes en cuanto a sus requisitos. Eso significa que necesita configuraciones especiales de las redes con una red privada” porque elementos como los datos deben permanecer dentro de la organización.

Dio diversos ejemplos de casos de uso y los desafíos que se plantean en cada uno de ellos y cómo se han documentado varios de ellos. Señaló que estas actividades en marcha permiten “ganar confianza en la tecnología para ganar experiencia, trabajar en los primeros prototipos y pruebas de concepto” y, así, poner en marcha el ecosistema y el mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here