Las inmobiliarias se preparan para poner a cotizar sus propiedades en el metaverso

0
69

Al igual que otros sectores, el de las inmobiliarias también se está preparando para poner a cotizar sus propiedades en el metaverso. El mercado inmobiliario siempre ha sido una de las primeras opciones a considerar en las estrategias de inversión, debido al pensamiento generalizado de que los ladrillos nunca pierden valor. Este concepto ha ido evolucionando y transformándose de manera paulatina gracias a la constante innovación tecnológica. Al principio, mediante el uso de dispositivos, como gafas de realidad virtual, para mejorar la experiencia de venta. Más tarde, con muestras virtuales 360º de la propiedad, una práctica muy extendida durante la pandemia. Pero el dinamismo del mercado inmobiliario es imparable. Ahora comienza a desarrollarse en la virtualidad remota de los metaversos.

Inmobiliarias y metaverso

La última semana, varias noticias dieron cuenta de cifras récord registradas en lo que ahora llamamos “parcelas virtuales”. Al parecer, se vendieron varios lotes de tierra virtual por cinco millones de dólares en las plataformas Decentraland y Axie Infinity. Estas informaciones constatan que la nueva realidad virtual desarrollada con tecnología blockchain, junto a la evolución de la web3 y la economía del token, están provocando el nacimiento de nuevos mercados. En los mundos virtuales del metaverso han empezado a generarse mercados financieros y de inversión alternativos. Se trata de mercados que aún estamos descifrando, pero que no paran de ganar popularidad día a día.

Los inversores disparan el precio de la tierra de los metaversos

Uno de estos mercados tiene que ver con el real estate digital. En varias de las plataformas que conforman el metaverso se  comercializan parcelas digitales. Como en la vida física, dichos terrenos pueden tener distintas funciones: inversión, para uso personal o para el desarrollo de servicios y productos dentro de la plataforma y el mercado criptoeconómico. Donde crean contenido y experiencias que pueden monetizarse. De hecho, algunos de estos metaversos ya están habitados por marcas reconocidas globalmente.

Mercados secundarios

Todo lo mencionado anteriormente, da lugar a pensar y cuestionar la manera en que se manejan las ventas de parcelas virtuales y las posibles interacciones en mercados secundarios de las mismas. Uno de los negocios o primeras empresas de real estate virtual es Metaverse Property. Esta compañía oferta parcelas en Decentralando, the Sandbox, Somnium, Upland y Cryptovoxels.

MANA, el token del metaverso Decentraland, alcanza su precio máximo

Además de la compraventa de parcelas, Metaverse Property también ofrece servicios de arrendamiento, gestión de la propiedad, marketing, desarrollo de proyectos y consultoría. La empresa cuenta con un proyecto de inversión, denominado REIT, donde informa de la creación del primer fideicomiso de inversión inmobiliaria virtual sobre las plataformas mencionadas. Es decir,   la compañía brinda al inversor exposición directa a los bienes raíces de los metaversos sin necesidad de atravesar las barreras de entrada o aprender el conjunto de habilidades requeridas para ello.

Básicamente, se trata de una cartera de bienes raíces virtuales, representado por el token REIT, un token no fungible (NFT) respaldado por la cartera de terrenos virtuales de Metaverse Property. Otro concepto similar es Republic Realm, también enfocado en la posibilidad de asesorar en distintos desarrollos y negocios urbanos.

Nuevas profesiones y profesionales

Otorgar seguridad y garantías suficientes en este nuevo mercado inmobiliario implica la evolución de varias profesiones. En este sentido, es importante considerar aspectos básicos del mismo. Como la necesidad de contratar diseñadores, arquitectos virtuales o decoradores, pero también profesionales capaces de otorgar las garantías y certezas necesarias en los diferentes procesos.

¿Qué son las Crypto City? Algunos ejemplos de las ciudades del futuro

En los contratos de arrendamiento virtuales, debería pensarse donde se plasman las obligaciones contractuales y qué tipo de plataforma y formato de firma electrónica o identidad digital habría que utilizar. También deberían considerarse las capacidades de los avatares. Así como la necesidad de adaptar una API con un KYC suficiente, para identificar al usuario y su billetera. Pensar en un “KYC – Know your costumer” básico es una diligencia importante. Otra cuestión clave son los términos y condiciones de la plataforma, para distinguir entre un contrato de simple uso o vivienda o si es para el desarrollo de un negocio comercial. Lo que conocemos como “destino” del mismo en la vida física.

Seguridad jurídica

Asimismo, al estar las parcelas virtuales programadas con NFTs, su uso debería darse por un tiempo determinado a una persona. Es importante, por ejemplo, poder ver antes la programación del smart contract que prevé el pago automático. Igualmente, podría preverse una garantía en deposito o custodia, con las instrucciones de a quién se debe transferir en caso de culminar el contrato o el incumplimiento del mismo. O tener en cuenta las circunstancias derivadas de las “mejoras” e inversiones realizadas en el inmueble.

La lista de metaversos blockchain que más dinero mueven en ventas

Lo que parece claro es que existe una necesidad de realizar una aproximación e introducción a estos nuevos mercados. Solo así es posible calibrar sus posibles desarrollos y capas de inversión. Es importante para su entendimiento, ver nuevas oportunidades de negocio y otorgar seguridad a los diferentes participantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here